Diseño de páginas web en León y Programación Web en León

NOTICIAS y NOVEDADES

  • Tendencias que cambiarán las redes sociales en 2016


    Publicada el 21.01.2016

    El año pasado alcanzamos silenciosamente una meta de las redes sociales. Globalmente, ahora hay más de 2,000 millones de usuarios activos en ellas. Lo que es más, ese total está creciendo a un ritmo acelerado de 25% por año.

    La expansión desmedida de las redes sociales no se ha escapado de la vista de las empresas. Las redes sociales, mucho más que la web misma, es la nueva puerta de entrada de los negocios.

    Nueve de cada 10 empresas estadounidenses están activas en las redes sociales. 90% de los negocios ven un incremento en la exposición como resultado y más de la mitad reportan mejoras en sus ventas.

    Así que, ¿qué nos espera en el 2016? Esta es una mirada a la bola de cristal de cinco tendencias que cambiarán como usan las redes sociales los negocios en 2016:

    Las redes sociales laborales encontrarán su encanto.

    Por años, nos han prometido que una nueva generación de redes sociales internas –para uso exclusivo de las empresa– sería el final del correo electrónico. No más cazar la información en tu bandeja de entrada. No más cadenas del infierno. Y aún así, el correo electrónico ha persistido en el ámbito laboral.

    Bueno, hasta ahora. Slack ha cambiado la jugada. Su interfaz intuitiva, construida alrededor de las salas de chat temáticas y archivos indexados, lo han llevado a más de un millón de empresas en tan sólo dos años, desde el equipo en la NASA hasta el de tu cafetería local. A su vez, Facebook at Work se encuentra en modo de prueba con algunas empresas y puede que se abra al uso general en el próximo año como una herramienta freemium. Considerando que la gran mayoría del mundo ya se encuentra en Facebook, espera que aumente su adopción una vez que Facebook at Work esté disponible finalmente.

    Las empresas buscan a los empleados para ampliar sus redes sociales. 

    Cerca de 80% de los negocios actuales cuentan con un equipo dedicado a las redes sociales. Pero muchos aún tienen dificultades en encontrar su audiencia. El 2016 verá a negocios que viran con mayor frecuencia hacia un recurso poco usado para hacer correr la voz: sus propios empleados. Los programas de apoyo en redes por parte de los empleados, que animan a compartir actualizaciones sobre el negocio desde sus cuentas personales, han crecido hasta 191% desde 2013 y se espera que levante más este año. 

    Cuando se hace adecuadamente, el resultado puede ser impresionante: las empresas no solo expanden su alcance en las redes sociales, también obtienen mejores resultados, considerablemente. El contenido compartido por los empleados obtiene 8 veces más atención que el contenido compartido por las empresas, de acuerdo con un estudio reciente. Una nueva generación de herramientas para facilitar que los empleados compartan i(ncluyendo una desarrollada por Hootsuite) ayudarán a que se vuelva popular.

    Las empresas se adentran en la mensajería social. 

    Esto es una revelación: globalmente, existen casi 4,000 millones de usuarios activos en las apps de mensajería, desde WhatsApp y Facebook Messenger hasta WeChat y Kik. Las 5 mejores apps en términos de frecuencia de uso, de hecho, son todas apps de mensajería: los usuarios las están abriendo con mayor frecuencia que Facebook e Instagram.

    ¿Esto qué significa para las empresas? Hasta ahora, no mucho. La mensajería permanece en gran medida en la caja negra conocida como “dark social”. Ahora, es un misterio qué contenido se comparte entre los usuarios y cómo eso afecta el tráfico web y las “conversiones”. Las marcas intrépidas –desde Hellman’s hasta Absolut y HBO– están probando las aguas, pero hasta ahora, el potencial de la mensajería permanece sin explotar.

    Pero el 2016 podría ser el año en que los analíticos y conocimiento sean más accesibles, permitiendo que las empresas desarrollen estrategias completas alrededor de los mensajes sociales. Todas las grandes plataformas sociales cuentan ahora con componentes de mensajería, y es sólo cuestión de tiempo para que entiendan cómo hacer disponible esa información a los negocios para propósitos de marketing.

    Por ahora, la mensajería está surgiendo como un canal clave en el servicio personal con el consumidor. Twitter elevó su restricción de caracteres y los requerimientos de ser seguidor para los mensajes directos a principios del año pasado con el soporte del consumidor en mente, y Facebook Messenger ha estado ocupado piloteando servicios al consumidor por sí mismo. 

    La publicidad en las redes sociales da una zancada. 

    ¿No has notado el incremento exponencial de anuncios en tu feed de redes sociales? Eso probablemente significa que está funcionando. En contraste con los anuncios en banners pasados de moda, la nueva generación de anuncios “nativos” en las redes sociales como Facebook, las publicaciones pagadas en Instagram y los tuits de apoyo en Twitter se ven y actúan como actualizaciones normales de amigos y seguidores.

    También se enfocan con una increíble precisión: los publicistas pueden determinar no sólo el rango de edad y género, sino también intereses, ubicación, afiliaciones, papel, y más. Así que los anuncios que obtienes, probablemente son los que de hecho quieres ver.

    Por todas estas razones, las empresas aumentaron la publicidad en las redes sociales en el 2015, con un aumento en gastos del 33.5% a casi 24,000 millones de dólares (especialmente impresionante pues hace pocos años esa cifra era 0). Espera ver que esa tendencia continúe: para el 2017, los anuncios en las redes sociales serán el 16% de todo el gasto de publicidad digital global. Lo que alimenta el crecimiento: una variedad de nuevas herramientas que permite que las pequeñas empresas diseñen y paguen los anuncios en redes sociales en unos pocos clics –simplificando un proceso que solía ser el dominio de los poderosos compradores de medios.

    Los videos sociales se comen al mundo. 

    En caso de que no te hayas dado cuenta, los videos sociales están explotando. El año pasado, Facebook duplicó sus vistas de videos a 8,000 millones, superando en teoría a YouTube. Twitter lanzó videos nativos en el 2015, mientras que Snapchat ahora reporta 6,000 millones de visitas a videos por sí mismo. En total, los usuarios adultos ahora consumen un total de 66 minutos de video en línea diario, cada uno.

    Se espera que ese total crezca a cifras alzadas en 2016. Facebook está alistándose para lanzar características como Videos Sugeridos e incluso un feed dedicado a videos, y Snapchat Stories está haciéndose más populares y llenos de características. No sorprende entonces que 70% de las empresas ahora digan que el video es la herramienta más efectiva en marketing y que dos de cada tres empresas esperan que domine su estrategia en el futuro.

    A pesar de las estadísticas, muchas empresas aún se niegan a entrar al juego del video social por una razón: el costo de grabar un video profesional puede ser altamente caro. Pero las alternativas se multiplican. Formatos más cortos, de Vines de 8 segundos a videos de Instagram de 15 segundos, sin mencionar el video en transmisión en vivo como Periscope y Meerkat, ofrecen una entrada sin complicaciones a esa arena. Mientras tanto, las campañas de financiamiento social y herramientas están surgiendo como una manera aún más popular para que las empresas reunan y compartan videos.

    La mayor tendencia para el 2016, sin embargo, difícilmente requiere una bola de cristal. Alrededor del mundo, las redes sociales se están convirtiendo con rapidez en negocios usuales para las empresas. Facebook, Twitter, Instagram, LinkedIn y otras redes han cambiado fundamentalmente cómo las empresas interactúan y se acercan a sus clientes, ofrecen productos y servicios, se comunican con sus empleados y –en resumen– hacen negocios. Y eso que esa ola aún no llega a su cresta.

    Fuente: http://www.cnnexpansion.com/

MERKASI

Tel. 900 83 16 60

Mvl. 681 66 65 86

@merkasi.es

Boletines y Promociones

Suscríbase y reciba nuestras promociones en su email.

MERKASI Soluciones Editoriales